Perico (huevos revueltos con cebolla y tomate)

Perico (huevos revueltos con cebolla y tomate)

El desayuno venezolano por excelencia es el pabellón, que se compone de carne mechada, tajadas (plátano maduro frito), arroz blanco y caraotas negras (frijol negro) refritas. El problema de este plato es que es imposible cocinarlo con poco tiempo, pues solo la carne mechada requerirá unas 3 horas, así como las caraotas y en menor medida el arroz y las tajadas. Es por eso que lo que el venezolano suele comer en la mañana es una arepa acompañada de algo, usualmente un revuelto de huevos con cebolla y tomate llamado perico.
El perico es omnipresente en los hoteles venezolanos. Donde quiera que vayas en Venezuela, en el desayuno te servirán con seguridad perico. Su sencillez y rapidez hace que sea el favorito de las madres y padres venezolanos a la hora de alimentar a sus hijos por las mañanas.
Solo tiene tres ingredientes: huevos, tomate y cebolla. Primero se confita la cebolla a fuego muy bajo, luego se le agrega el tomate y cuando esté seco, se agrega el huevo para terminar haciendo un revuelto con la mezcla que se acaba de cocinar.

Si bien el perico se puede acompañar con pan tostado, lo ideal es hacerlo con una deliciosa arepa asada. Para hacer la arepa solo siga las instrucciones y proporciones del paquete y verá que le salen unas arepas deliciosas sin esfuerzo alguno. Una vez hecha la masa, póngala en una plancha previamente calentada a fuego medio alto. No toque la arepa hasta que la vaya a voltear. Mientras más fina haga la arepa, más crujiente quedará.

 

 

—–
Receta de
PERICO
—–

 

INGREDIENTES
1 cebolla mediana
4 tomates pequeños
5 huevos
2 cucharadas de leche (si lo desea más suave)
aceite
sal

PREPARACIÓN

  1. Pique finamente la cebolla y sofríala a fuego medio bajo hasta que transparente. Unos 10 minutos.
  2. Pique el tomate finamente y agréguelo a la cebolla una vez que haya transparentado. Agregue sal al gusto. Sofría unos 5 minutos más.
  3. Agregue el huevo con la leche previamente rotas las yemas con un tenedor y batido un poco y añadida la sal. Con una cuchara de madera ayude a que el huevo no se apelmace para que tenga una textura de huevo revuelto.

¿Desea suscribirse a nuestro boletín?

¿Desea además recibir información sobre eventos que hagamos en Cuenca (Ecuador)?

A %d blogueros les gusta esto: