Cómo hacer una arepa que siempre le quede bien

Cómo hacer una arepa que siempre le quede bien

Hay siete asuntos que definen lo que terminará siendo una arepa. Dependiendo de cómo se aborde cada uno de estos asuntos, la arepa saldrá de una u otra manera. En vez de una receta tradicional, explico aquí las variantes y en el transcurso del texto quedará claro cómo hacer una arepa. Marco en negrita la parte donde están los datos de cómo hacer la arepa.

¿Qué harina?

Es verdad que los venezolanos somos unos insoportables chovinistas, pero hay algunas cosas en las que no hay más que admitir la superioridad de la factura de la harina de maíz blanco pre-cocida de Empresas Polar, mejor conocida como Harina P.A.N. y reconocida mundialmente por el color amarillo pollito de su empaque y la políticamente incorrecta mujer inspirada en Carmen Miranda y diseñada por Marko Morkoff que hoy es indisolublemente asociada con la harina P.A.N. A pesar de lo arraigada que se encuentra esta harina en el imaginario colectivo venezolano, y que pudiera hacer pensar en un origen que se perdiese en la historia, la verdad es que el primer empaque de harina P.A.N. se produjo en Turmero, Estado Aragua en el año 1960. Fue una invención de Luis Caballero Mejía quien, antes de morir en 1959, vendió la patente a Lorenzo Mendoza Fleury, presidente para el momento de Empresas Polar.
He probado todas las marcas que he podido comprar y ninguna se le acerca a la calidad de la harina producida por Empresas Polar ya sea en su fábrica de Venezuela, Estados Unidos o de Colombia. Es con la que se consigue la mejor textura y sabor.

La proporción harina-agua

Si usted revisa en los food blogs, canales de youtube de comida o recetas de amigos se dará cuenta de que la proporción de harina y agua es un asunto en el que casi todas las recetas varían. Yo como soy muy obediente y además sé que detrás de las instrucciones del empaque hay cientos de horas de pruebas, sigo la recomendación del empaque y uso 2 tazas y media de agua por dos tazas de harina P.A.N. Me opongo a los métodos intuitivos que abundan en las redes, pues son sencillamente imposibles de seguir. ¿De qué me sirve que me digas que mezcle harina y agua hasta conseguir la textura adecuada si no conozco esa textura o si no tengo el entrenamiento para reconocerla aún con mis manos? Además, siguiendo las proporciones recomendadas por la empresa, te ahorras las maromas de tantos blogueros para evitar los tan temidos grumos en la masa, cuando eso es tan sencillo como empezar con la cantidad correcta de agua.
La manera que propongo de mezclar el agua y la harina es la siguiente: colocar las dos tazas y media de agua en un recipiente lo suficientemente grande y de preferencia con bordes curvos como por ejemplo una ensaladera. Añadir una cucharadita y media de sal y mezclar bien. A esto agrega las dos tazas de harina P.A.N. y con las manos mezclar todo muy bien asegurándose de que se incorporen el agua y la harina. Va a terminar con una mezcla muy aguada con la que aún no se pueden hacer arepas. No se preocupe, solo cúbralo y déjelo descansar por diez minutos. Cuando regrese a ella, tendrá una hermosa masa con la consistencia perfecta. Si quiere hacer con esta masa unas empanadas, entonces agregue al agua 4 cucharadas de aceite y junto a la harina P.A.N. añada 4 cucharadas de harina de trigo.

El formado de la arepa

De nuevo esa explicación de que el amasado es cuestión de años de experiencia (que es el consejo que recibes cada vez que quieres aprender la técnica de formado de la arepa), sirve de poco. Yo intentaré explicarles una manera de armar las arepas que siempre me ha funcionado y termino con unas hermosas arepas sin fracturas y de hermosas curvas.

Lo primero que debe hacer es tomar una taza y media de masa y hacer con ella una bola. Esta bola debe luego convertirla en un cilindro con una altura de 10 cm y un diámetro de 4 cm. Poner el cilindro sobre la mano izquierda y colocar sobre el cilindro la mano izquierda alineadas las manos como si fueses a aplaudir. Aprietas un poquito, volteas las manos de tal maneras que puedas levantar la mano sobre la que descansaba el cilindro para darle una pequeña vuelta y así cada vez que presionas un poco el cilindro, le das una pequeña vuelta a la mano. Al final, quedarás con una arepa hermosamente formada.

La cocción de la arepa

Hay muchas maneras de cocer la arepa, pero yo solo la cocino asada en la plancha. Cuando empiezo a hacer las bolas con las que voy a formar la arepa, ya la plancha está aceitada y a fuego medio de tal manera que al terminar de formar la primera arepa, ya pueda ponerla sobre la plancha. Yo dejo que cada lado se haga bien antes de voltear la arepa (unos 10 minutos por lado) y luego unos 5 minutos extra por cada lado para que quede crujiente. Sabrás que la arepa está lista cuando al golpearla suene vacía. Estos últimos 5 minutos pueden ser a fuego más alto para quemar un poquito la arepa, pero debe estar muy pendiente de que no se le queme demasiado.

¿Con o sin masa?

Cuando hablamos de masa en este contexto, nos referimos a la masa cocinada que se encuentra dentro de la arepa y que al no estar en contacto con el budare o la plancha, no se pone crujiente sino que más bien aparenta una especie de bizcocho salado. A mí me gusta la arepa muy crujiente, por lo que prefiero quitarle la masa. Este es un elemento que dependerá del gusto de cada quien por lo que prefiero no opinar al respecto. No creo que mi manera de comer la arepa sea mejor o peor, sencillamente es diferente.

¿Y el relleno?

Aquí no hay respuesta, pues una arepa va desde la que no lleva nafda dentro y que se llama viuda, a la que sigue la que solo lleva mantequilla (aunque más recientemente la que domina es la margarina) pasando por las de un solo relleno tradicional como jamón o queso y terminando en las que llevan más ingredientes como es la peluda (carne mechada con queso amarillo rallado), de jamón y queso. Hay un relleno de arepa que ha pasado a la historia como el más emblemático y esa es la reina pepeada. Este se compone de pollo desmenuzado con mayonesa y aguacate.

¿Y los acompañantes?

Casi todo el mundo le pone mantequilla o margarina a la arepa y otros también le agregan rodajas de tomate o de aguacate. Un buen picante (ají) nunca debe faltar en una mesa donde se vaya a comer arepa así como algo para mojar la arepa como puede ser un pico de gallo o una guasacaca.

¿Desea suscribirse a nuestro boletín?

¿Desea además recibir información sobre eventos que hagamos en Cuenca (Ecuador)?

A %d blogueros les gusta esto: